Asesoria Oikos Praxis
Registro

Acceso



Guía sanitaria-administrativa Covid-19


Implicaciones Coronavirus


A buen recaudo






Siguenos en Twitter

Siguenos en Facebook



¿Quién está en línea?

Tenemos 10 invitados conectado(s)
Cada afectado por ERTE pagará mil euros en la próxima declaración de la Renta

El trabajador que gane un salario medio de 23.646 euros y cobrase paro de marzo a junio, le saldrá a ingresar al Fisco 1.322 euros en 2021, más que a un sueldo de 90.000 euros

 

La declaración de la Renta del próximo año supondrá un duro varapalo para millones de trabajadores afectados por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) en la actualidad. La razón es que este año se les retendrá menos IRPF en sus nóminas y, sobre todo, que la prestación por desempleo en la mayor parte de los casos se gira este año sin retención alguna. Por ello, el año que viene Hacienda liquidará diferencias y procederá a cobrar lo que no se ha retenido este 2020. Asimismo, al tener dos pagadores –el SEPE y la empresa–, se reduce el umbral a partir del cual es obligatorio hacer la declaración. De 22.000 euros pasa a 14.000 euros.

 

Su bien dependerá de cada caso y no en todos saldrá a pagar a Hacienda, sí que habrá una mayoría de declaraciones a ingresar entre los casi tres millones de afectados por ERTE. Las empresas cambiarán la retención cuando se aplique el ERTE, y pasarán a retener menos IRPF de acuerdo al nuevo sueldo del empleado en el ejercicio. Según los ejemplos calculados por el Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF), un sueldo medio de 23.646 euros –según la Encuesta Salarial del INE de 2017– que no haya trabajado durante cuatro meses, de marzo a junio, en pleno estado de alarma, y haya cobrado paro estos meses, le saldrá a pagar en la próxima declaración de la Renta 1.322,42 euros. Curiosamente, más de lo que deberá ingresar al Fisco en la declaración del próximo año en la misma circunstancia un trabajador que gane 30.000 euros (que tendrá que ingresar a Hacienda 1.026 euros) pero también respecto a rentas de 90.000 euros (con 1.248 euros a pagar en Renta) o de 60.000 euros (1.244,64).

 

¿A qué se debe esto? La razón de esto es el salto en los marginales del IRPF que se produce entre los que ganan 14.000 euros (que no pagan IRPF) y los que ganan a partir de esta cantidad hasta los 18.000 euros, que provoca que cada euro adicional que se gana entre estos dos umbrales pague un tipo «del 40%», describe el secretario del REAF, Luis del Amo.

 

Puede leer la noticia completa pulsando aquí.


Fuente: ABC economistas.es 23-06-2020

 


 
Herencia o donación en vida: ¿cómo se ahorra más dinero en impuestos?

Para acceder a la herencia en España hay que pasar por el Impuesto de  Sucesiones y Donaciones, que permite cobrar el dinero por dos vías diferentes.

 

En España es posible acceder a la herencia de un ser querido por dos vías diferentes: la de la donación en vida o la herencia tras el fallecimiento. Aunque ambas opciones se configuran dentro del mismo tributo, es decir, el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, del que son responsables las comunidades autónomas, pueden existir grandes diferencias entre unas y otras debido a las deducciones que se aplican en cada región.

 

Por lo general, suele ser más económico heredar que recibir una donación. Sin embargo, todo depende del parentesco, el valor del bien heredado o el lugar donde se sitúe, por lo que conviene valorar ambas opciones detenidamente.

¿Cómo funcionan la donación y la herencia?

Las donaciones son “un acto de liberalidad por el cual una persona dispone gratuitamente de una cosa en favor de otra, que la acepta”, según dispone el código civil. Es decir, se trata de entregar bienes a alguien sin ningún tipo de contraprestación a cambio.

Por lo tanto, las donaciones pueden funcionar como un anticipo de herencia y deberán comprender todos los bienes presentes del donante o una parte de ellos, siempre que este se reserve la parte necesaria (en propiedad o usufructo) para vivir. Además, aunque se haga en vida, el reparto de los bienes deberá ser el mismo que en una herencia, ya que de lo contrario sería considerado una donación inoficiosa.

En cualquier caso, siempre será necesario liquidar el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, ya sea por donación o por herencia. En ambos casos, el impuesto deberá ser asumido por quien recibe el bien, es decir, el donatario o heredero.

Sin embargo, las diferencias llegan cuando se trata de saldar cuentas con Hacienda. En primer lugar, a la hora de liquidar el impuesto los plazos son diferentes. Mientras que, en el caso de las sucesiones, los herederos disponen de seis meses (que pueden ser prorrogables por un plazo de seis meses más) para pagar el impuesto y poder acceder a la herencia, en la donación el impuesto debe liquidarse en un mes, aunque en este caso sí se podrá disponer de los bienes desde el momento de la donación.

Además, la donación se liquida en la comunidad en la que reside el donatario y no la persona que ha realizado la donación, a excepción de la vivienda, que sí se paga en el lugar en el que estuviera ubicado el inmueble. En el caso de las herencias, los impuestos deben pagarse en el lugar de residencia de la persona fallecida o donde se encontraran la mayor parte de sus bienes.

¿Cuánto se paga por este impuesto?

El Impuesto de Sucesiones y Donaciones tiene un tipo aplicable que podrá ir desde el 7,65% hasta el 34%. Sin embargo, puesto que está cedido a las comunidades autónomas existen varias diferencias, ya que se aplican bonificaciones o deducciones en la mayoría de los casos.

En el caso de las sucesiones, para aquellos que se encuentran en el Grupo I del impuesto, es decir, descendientes menores de 21 años, no se pagan apenas impuestos al heredar en comunidades como Asturias, Baleares, Canarias, Castilla-La Mancha, Galicia, Extremadura, Madrid, Murcia o La Rioja, ya que cuentan con bonificaciones de entre el 99% y el 100% de la cuota. Algo parecido ocurre también para los que se encuentran en el Grupo II del impuesto (hijos mayores de 21 años, nietos, cónyuge y nietos del fallecido), ya que la mayoría también aplican bonificaciones.

Sin embargo, en donaciones no ocurre siempre de la misma manera. Según las cifras que recoge el informe “Panorama de la Fiscalidad Autonómica y Foral 2020”, del Consejo General de Economistas (CGE) y el Registro de Asesores Ficales (REAF), un contribuyente de 30 años que recibiera de su padre o madre 800.000 euros a través de una donación no pagaría nada en Cantabria o apenas 2.000 euros en Madrid, Murcia o Andalucía, donde está bonificado el impuesto casi al 100%. Sin embargo, en otras regiones como Extremadura tendría que pagar más de 200.000 euros (a un tipo del 34%) puesto que no existe bonificación en el caso de la donación.

Así, en el peor de los casos en las herencias, esta persona de 30 años pagaría unos 100.000 euros en concepto de impuestos en Asturias, que es donde existe la menor bonificación, seguida de Castilla y León (81.000 euros), que va a bonificar el impuesto próximamente, o Comunidad Valenciana (unos 63.000 euros). Sin embargo, en nueve comunidades el impuesto apenas pasaría de los 3.000 euros gracias a las bonificaciones.

En el caso de la donación, son pocas las comunidades que bonifican el impuesto. En Andalucía, Murcia, Madrid o Cantabria, esta persona tendría que pagar en torno a unos 2.000 euros. En el resto de comunidades el tributo crecería por encima de los 12.000 euros hasta llegar a los 200.000 euros en Extremadura o Castilla y León (que también ha anunciado que bonificará el impuesto de donaciones próximamente al 99%).

¿Y qué ocurre con la vivienda?

Cuando se trata de dejar la vivienda como herencia, la ley incluye una reducción del 95% de la base imponible hasta un máximo de 122.606 euros. Dicha reducción puede llegar hasta el 99% en diferentes comunidades autónomas o bonificaciones especiales. Sin embargo, en el caso de la donación, al igual que en el resto de bienes, no todas las comunidades cuentan con estas bonificaciones.

Además, habrá que tener en cuenta que a la hora de donar una casa la persona que dona deberá declararlo en el IRPF como ganancia patrimonial en el caso de obtenerla. Es decir, la diferencia entre lo que pagó por la casa y el valor que tiene al donarla deberá tributar siempre en la declaración de la renta.

Eso sí, conviene tener en cuenta que tanto en herencia como en donación hay algo que no cambia. Y es que otro de los impuestos que habrá que pagar es la plusvalía municipal, que deberá asumir quien reciba el inmueble.

 


 
Cambio climático La UE tramita una ley que eliminará los vehículos de combustión en 2050

Ya no se trata de un objetivo, de un plan o de una hoja de ruta sin valor legal. La Comisión Europea ha enviado al Parlamento y al Consejo el borrador de una Ley del Clima Europeo que fija el marco normativo para lograr la neutralidad climática (o emisiones netas cero) en 2050.

 

El texto, publicado en el Boletín de la UE, que debe recibir el visto bueno de esas instituciones, recoge las propuestas más ambiciosas del llamado Pacto Verde que avanzó la presidenta de la CE, Ursula von der Leyen, tras acceder a su nuevo cargo el año pasado. En él se plantea una reducción de las emisiones de CO2 en 2030 entre un mínimo del 50% y un máximo del 55% respecto a los niveles de 1990, frente al objetivo del 40% previsto hasta ahora.

 

La neutralidad climática implica que el balance de emisiones debe ser del 100% (esto es, que los gases de efecto invernadero que se lancen a la atmósfera deben compensarse en su totalidad con capturas de carbono, ya sea mediante sumideros naturales, como los bosques, o artificiales, algo que aún está por desarrollar) frente a los objetivos anteriores de recortar las emisiones entre el 80% y el 95% para 2050. Por tanto, si el reglamento en trámite prospera con ese contenido, en ese año no podrá haber vehículos de motores de combustión interna circulando ni, por ejemplo, calderas para calefacción de gas natural, cuya opción sería la bomba de calor.

 

Puede leer la noticia completa pulsando aquí.


Fuente: CincoDias economistas.es 14-05-2020

 
Guía de supervivencia para turistas y empresas este verano en Europa

 

VACACIONES EN PANDEMIA/ La Comisión Europea publica varias guías con recomendaciones y obligaciones para ciudadanos, Estados y empresas para garantizar el equilibrio entre disfrutar de las vacaciones y hacerlo a salvo del coronavirus.

 


Después de casi un trimestre de confinamiento y actividad a medio gas, Europa recibe su primer verano distópico con una mezcla de temor y necesidad. El turismo será una brisa de aire que renueve el ánimo de ciudadanos y estimule los ingresos de las empresas, pero habrá que ir de puntillas para no despertar una nueva oleada de casos con coronavirus y garantizar la entrada en la Nueva Normalidad en septiembre. “Los ciudadanos europeos quieren disfrutar de unas vacaciones, y creo que nos merecemos un respiro. Pero queremos hacerlo sanos y salvos, y para eso hay que encontrar un equilibrio, porque el virus estará con nosotros”, resumió ayer el comisario europeo de Mercado Interior, Thierry Breton, en Bruselas. Para asegurar ese equilibrio, la Comisión Europea ha publicado una guías de movilidad y turismo dentro de la unión que resuelven dudas e incluyen recomendaciones destinadas a estados miembros, ciudadanos y empresas.

 

Puede leer la guia completa pulsando aquí.


Fuente: Expansión economistas.es 14-05-2020

 
Desescalada laboral Los nuevos ERTE ya están en vigor: cómo pasar de uno total a uno parcial

El BOE publicó ayer el real decreto con los requisitos


No habrá lapso de espera en el paso de un ERTE de fuerza mayor a uno de causas objetivas

 

El Boletín Oicial del Estado publicó ayer el real decreto ley que recoge las condiciones para renovar los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) hasta el 30 de junio. Esta nueva normativa ya entró ayer mismo en vigor.

 

Una de las claves de esta norma es la diferenciación entre ERTE de fuerza mayor total o parcial. En los primeros, todos los trabajadores de una empresa afectados por un ERTE permanecerán con su empleo suspendido porque las restricciones sanitarias no permiten reanudar su actividad. Sin embargo, en los ERTE parciales, la empresa puede ir incorporando parcialmente a una parte de sus trabajadores a sus puestos. En estos casos, el decreto precisa que las empresas deberán “primar los ajustes en términos de reducción de jornada”


Puede  leer la noticia completa pulsando aquí.


Fuente: CincoDias economistas.es 14-05-2020

 


 
<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>

Página 1 de 36

Europapress

Europapress-Murcia

Inicio
Página optimizada para una resolución de 1024x768 px
Copyright © 2020. Asesoria Oikos Praxis. Politica de Privacidad. Aviso Legal.